domingo, 16 de noviembre de 2014

Reflexive Night

Han pasado muchas cosas en las últimas semanas, muchas cosas en mí y muchas cosas externas... Recuerdo muchas palabras exactas del último círculo de lectura con Susana, todo giró en torno a la marcha que se llevaba a cabo justo afuera de dónde estábamos. Giró en trono de todo lo que está pasando a nuestro alrededor y que no nos importa lo suficiente hasta que nos pasa a nosotros...

Como diría Pierre-Anthon o Jane Teller:

"Nada importa, eso siempre lo he sabido.
Por eso no vale la pena hacer nada, Eso acabo de descubrirlo"

Esa es la tesis que creo que en algún momento de la vida se posa en la mente de cualquier ser humano... El punto está en sí eso es cierto o no... Y bueno, he descubierto que de la nada surge el todo... Después de conocer la historia de Geshe Michael eso se confirmó... la mayoría de nosotros tenemos que tocar fondo para buscar salir adelante... cuando no tenemos nada que perder es cuando no nos importa dejar lo poco que nos quede por buscar algo mejor...

Yo siempre he tenido ideas medio revolucionarías... pero a veces caigo en el punto que hace un rato criticaba... Que mientras mi mundo y mi vida esté tranquila, no me meto en lo demás... Pero siempre me ha interesado mucho mi país y creo firmemente en el "bien mayor"... La verdad es que muchas veces pensar en mi "futuro" me ha detenido de hacer cosas, pero ahora no tengo nada claro respecto a eso y creo que tal vez este puede ser mi momento...

Pienso que podría irme tranquilamente a luchar... Definitivamente Jaime era algo que me detenía y ahora eso ya no me detiene... Hasta la fecha no le he encontrado sentido a mi vida... Y tal vez ese sea mi sentido, mi destino, no sé... Pensaba en que ahora que estoy echándole ganas y luchando por estar bien pasa esto... Y pensaba que tal vez el efecto del medicamento va a ayudar a que tenga ánimo y energía para luchar, no por mí; si no por mi raza...

No hay nada que me "ate" a este mundo... a esta vida... No tengo algo por lo que despertarme cada mañana, no me importa mucho mi vida, nunca me he cuidado, no he cuidado mi cuerpo, no he cuidado a mi persona... No quiero tener hijos... no tengo metas claras...

Tal vez darle sentido a mi vida sería luchar por algo en lo que realmente creo.. Y no lo haría por buscar emociones, por sentirme viva, etc... Lo haría porque repito, creo en un bien mayor y aunque sí, tal vez yo si tengo cosas que perder... como siempre, nada es suficiente... Así que si algo mayor llega a pasar... creo que unirme a la causa sería una forma excelente de vivir mi vida, dure lo que dure...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada